Llámanos : 958 25 19 64 |

¿Estás de reforma? Un buen momento para cambiar tu aire acondicionado
09
septiembre
2017

Antes, e incluso durante el momento en el que estamos realizando una reforma en casa, puede ser un buen momento para hacer la instalación de nuestro sistema de climatización. En el caso de estar realizando una reforma importante dentro de nuestro hogar o si es una reforma integral para habilitar nuestra futura vivienda hemos de plantearnos el poner o cambiar el sistema mencionado.

 

En la actualidad existe dos sistemas que son los principalmente usados. Por un lado, el sistema de frio o aire frio-calor por Splits, el que hasta la actualidad más se ha empleado en las viviendas. Este se compone de un conjunto de bomba de frio o bomba de frio y calor, que se coloca en el exterior de la vivienda, y un Split encargado de expulsar el aire a nuestra estancia. Además de todos los conductos que unen ambas partes. El principal problema es que normalmente necesitas un Split por estancia y, además, conlleva una pérdida de espacio en función de donde lo instalemos.

 

Por otro lado existe el aire acondicionado por conductos, que de igual forma puede incorporar bomba de calor. Antes era un tipo de instalación que prácticamente se reservaba a edificios oficiales, oficinas y hospitales. Actualmente se ha extendido y la mayoría de obra de nueva construcción ya lo incorporan. Siendo el caso nuestro, en el que estamos realizando una reforma integral de nuestra vivienda hemos de plantearnos si es el momento de incorporarlo, ya que a la larga vamos a obtener algunos beneficios muy a tener en cuenta.

 

Este sistema de climatización se compone de un sistema centralizado en una única bomba de frio (o frio-calor) exterior y otra interior, situada en el falso techo. Además, por este falso techo también se colocarán los conductos de distribución del aire y con salidas, en forma de rendija, a cada una de las estancias. Al final dispondremos de un sistema de climatización totalmente integrado en nuestra vivienda donde los aparatos están ocultos a la vista, consiguiendo así espacios estéticamente más limpios y diáfanos.

 

Independientemente de las ventajas estéticas, una de las mayores ventajas de este sistema por conductos es que permite la zonificación de la climatización. Usando rejillas motorizadas conectadas a un termostato por habitación se dotará al sistema de autonomía para regular la temperatura y flujo de aire que llega a cada estancia.

 

Cuanto la estancia alcanza la temperatura fijada, la rejilla cierra el paso del aire para no sobre-enfriarla. La rejilla abre en cuanto la habitación vuelve a necesitar climatización. De esta manera cada espacio recibe la cantidad justa de frigorías, garantizando el confort y dotando al sistema de un grado mayor en lo que a eficiencia energética se refiere.

 

Se ha contrastado que mediante este sistema se puede conseguir un ahorro energético de hasta el 50% al año.

 

Como puntos débiles hemos de comentar que son referentes a la instalación y mantenimiento posterior. Si pensamos en la instalación hay dos factores imprescindibles a tener en cuenta. El precio inicial, que será superior, ya que tanto aparatos como instalación han de hacerse en conjunto y no podemos escalar el gasto al hacerlo por habitaciones como en el sistema de splits. También hemos de contar con que la empresa que nos realice nuestra reforma tendrá que crear dicho falso techo necesario más la distribución de conductos y ubicación de los aparatos.

 

admin
  • 477 Views
  • Leave a Comment